¿Es Abuso Criar A Los Niños Con Religión?

“Por muy horrible que fuera el abuso sexual, podría decirse que el daño fue menor en comparación con el daño psicológico a largo plazo infligido en primer lugar por educar al niño en el catolicismo”.

—Richard Dawkins, ateo y biólogo evolutivo

Imagen: Richard Dawkins. Crédito de la imagen: Shutterstock

Con su típica capacidad de provocación, en más de una ocasión rmado que adoctrinar a los niños en la religión es una forma de abuso infantil [enlace en inglés]. De hecho, sostiene que el tormento mental infligido por la religión a los niños es peor que los abusos sexuales cometidos por los sacerdotes, o por cualquier otro adulto. Como apoyo, cita una conversación que mantuvo con una persona que fue abusada por un sacerdote católico. Según Dawkins, la mujer le dijo que, «si bien ser abusada por un sacerdote fue una experiencia “asquerosa”, el hecho de que le dijeran de niña que un amigo protestante que falleció se “asaría en el infierno” fue más angustioso».1

Por supuesto, cada vez que Dawkins ha hecho esta declaración, personas de casi todas las perspectivas filosóficas y religiosas han condenado sus extravagantes declaraciones. Pero ¿son las condenas suficientes para que deje de hacer la afirmación? ¿Qué hay de las evidencias?

Un estudio publicado recientemente por investigadores de la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de Harvard demuestra que cuando Dawkins afirma que adoctrinar a los niños con la religión es peor que abusar de ellos, no sólo está siendo descabellado, sino que se equivoca. Los investigadores de Harvard descubrieron que los niños criados con religión son mental y físicamente más sanos que los criados sin religión.2

Las conclusiones del estudio se basan en el análisis de los datos del Nurses’ Health Study II y del Growing Up Today Study. En un muestreo de entre 5.500 y 7.500 individuos (según la pregunta formulada), los investigadores descubrieron que, en comparación con la no asistencia, los niños y adolescentes (entre 12 y 19 años) que asistían a servicios religiosos semanales mostraban:

  • Mayor satisfacción en la vida
  • Mayor sentido de misión
  • Mayor participación en el voluntariado
  • Mayor práctica del perdón
  • Menos síntomas depresivos
  • Menor probabilidad de TEPT (Trastorno de Estrés Postraumático)
  • Menor consumo de cigarrillos
  • Menor iniciación sexual
  • Menor iniciación sexual
  • Menores niveles de ITS (infecciones de transmisión sexual)
  • Reducción de la incidencia de citologías anormales

El equipo observó que cuando la asistencia regular a servicios religiosos se combinaba con la oración y la meditación, los efectos disminuían ligeramente. En esta coyuntura, no entienden este hallazgo contraintuitivo.

También descubrieron beneficios para la salud mental y física de los niños y adolescentes que no asistían a servicios religiosos, pero oraban y/o meditaban.

Aparentemente, asistir a servicios religiosos con regularidad y orar evita que los jóvenes se involucren en comportamientos de riesgo, los hace más disciplinados y ayuda a desarrollar su carácter. Todo esto se traduce en jóvenes más sanos, mejor adaptados y más resistentes.

Los resultados de este estudio coinciden con los de otros anteriores. Un estudio tras otro demuestra sistemáticamente que las personas que practican la religión disfrutan de numerosos beneficios para la salud mental y física en comparación con las que no lo hacen. (Véase la sección de Recursos para saber más sobre este tema.) Los estudios anteriores se centraban en los adultos, pero como revela el estudio del equipo de la Escuela de Salud Pública de Harvard, los beneficios se dan también en los niños y los adolescentes.

Ying Chen, una de las autoras del estudio, concluye: «Estos resultados son importantes tanto para nuestra comprensión de la salud como de las prácticas de crianza. Muchos niños son educados religiosamente, y nuestro estudio muestra que esto puede afectar poderosamente a sus comportamientos de salud, a su salud mental y a su felicidad y bienestar generales».3

Lejos de ser abusiva, la crianza de los hijos con la religión constituye una faceta de la paternidad responsable. Y si Richard Dawkins es realmente un hombre de ciencia, debería estar dispuesto a reconocer los beneficios reales de enseñar religión a nuestros hijos.

Recursos:

Notas
  1. Rob Cooper, “Forcing a Religion on Your Children Is as Bad as Child Abuse, Claims Atheist Professor Richard Dawkins,” The Daily Mail (April 23, 2013), co.uk/news/article-2312813/Richard-Dawkins-Forcing-religion-children-child-abuse-claims-atheist-professor.html.
  2. Ying Chen and Tyler J. VanderWeele, “Associations of Religious Upbringing with Subsequent Health and Well-Being from Adolescence to Young Adulthood: An Outcome-Wide Analysis,” American Journal of Epidemiology (2018): kwy142, doi:10.1093/aje/kwy142.
  3. Alice G. Walton, “Raising Kids with Religion or Spirituality May Protect Their Mental Health,” Forbes (September 17, 2018), com/sites/alicegwalton/2018/09/17/raising-kids-with-religion-or-spirituality-may-protect-their-mental-health-study/#7555d89f3287.