Las cinco mejores evidencias científicas del Dios de la Biblia

Las personas con las que nos encontramos y las audiencias a las que nos dirigimos frecuentemente nos piden breves descripciones de las mejores evidencias científicas de Dios. Dependiendo de los antecedentes individuales, lo que es mejor para una persona será diferente para otra. Sin embargo, en los más de 30 años de historia de Reasons to Believe, una o más de las siguientes cinco han demostrado ser las más efectivas para persuadir a los no teístas modernos de que el Dios de la Biblia realmente existe:

  1. Origen del espacio, el tiempo, la materia y la energía
  2. Origen de la vida
  3. Excepcionalismo humano
  4. Ajuste fino del universo, la Tierra y la vida de la Tierra para hacer posible la existencia y la redención de miles de millones de seres humanos
  5. El poder predictivo de Génesis 1 para describir con precisión, en orden cronológico, eventos clave en la historia de la Tierra que conducen a los humanos.

Crédito de la imagen: Equipo científico de la NASA/ WMAP

Origen del universo: todas nuestras observaciones del estado presente y pasado del universo son consistentes con un evento de creación cósmica que ocurrió hace 13.800 millones de años. Algunos ejemplos incluyen (1) mapas de la radiación de fondo cósmico de microondas; (2) medidas pasadas de temperatura cósmica que establecen que el universo se ha enfriado desde un estado compacto casi infinitamente caliente; (3) la separación observada de cúmulos de galaxias y galaxias; (4) medidas de las tasas de expansión cósmica a lo largo de la historia pasada del universo; (5) ausencia de estrellas enanas negras; (6) abundancia de radioisótopos; (7) mediciones del tiempo de combustión estelar; y (8) curvas de enfriamiento de enanas blancas. Los teoremas del espacio-tiempo establecen que un Agente causal más allá del espacio y el tiempo creó el universo. Recursos: The Creator and the Cosmos [El Creador y el Cosmos]; A Matter of Days

Crédito de la imagen: Richard Wheeler (Zephyris)

Origen de la vida: fuera de los organismos vivos y sus productos de descomposición, los científicos no encuentran ribosa, arginina, lisina o triptófano -moléculas críticas para ensamblar proteínas, ARN y ADN- ni en la Tierra ni en ninguna otra parte del universo. Ningún escenario naturalista concebible es capaz de generar los conjuntos grandes y estables de ribosa homoquiral y aminoácidos homoquirales que requieren todos los modelos naturalistas del origen de la vida, afirmando por qué nunca se han encontrado tales fuentes naturales. Muchas de las moléculas fundamentales de la vida no pueden durar más que días, horas o minutos fuera de los organismos y sus productos de descomposición. La abundancia de uranio y torio de la Tierra primitiva (por su desintegración radiométrica) habría dividido suficiente agua superficial de la Tierra en hidrógeno y oxígeno para cerrar las vías químicas hacia un origen naturalista de la vida. La ventana de tiempo medida entre el ambiente mortal y hostil de la Tierra para la vida y la abundancia de vida es más estrecha que unos pocos millones de años. Incluso con instalaciones de laboratorio de alta tecnología, los bioquímicos no pueden producir ARN o ADN con capacidad de autorreplicación genuina. Recursos: Origins of Life; Creating Life in the Lab

Crédito de la imagen: Domenichino (1581–1641)

Excepcionalismo humano: una gran cantidad de evidencia científica muestra que solo los humanos, a diferencia de los neandertales, el Homo erectus, y otras especies, poseen la capacidad para el reconocimiento simbólico, para el lenguaje, el arte y la música complejos, y para el compromiso espiritual y filosófico. Solo los humanos manifiestan conciencia de Dios, el pecado, el juicio moral y la vida más allá de la muerte. Solo los humanos demuestran avances tecnológicos, incluido el desarrollo de la agricultura y la civilización. Nueva evidencia muestra que incluso durante episodios de inestabilidad ambiental extrema, los humanos pudieron mantener pequeñas granjas mixtas (con múltiples especies de cultivos y ganado) y fabricar harina y ropa. Recurso: Who Was Adam?

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech

Ajuste fino: más de 100 características diferentes del universo y las leyes de la física deben ajustarse exquisitamente para hacer posible la vida avanzada. Más de 800 características diferentes de nuestra galaxia y sistema planetario deben ajustarse para que exista la posibilidad de vida avanzada. Las evidencias de ajuste fino aumentan exponencialmente a medida que uno procede de lo que se necesita para los microbios, a lo que se necesita para las plantas y los animales, a lo que se necesita para los humanos, a lo que se necesita para que miles de millones de humanos entiendan y respondan a la oferta del Creador de redención del pecado y del mal. La evidencia de ajuste fino también aumenta exponencialmente a medida que los científicos aprenden progresivamente más sobre el universo, la Tierra y la vida en la Tierra. Recursos: Improbable Planet; The Creator and the Cosmos [El Creador y el Cosmos]

Crédito de la imagen: Foto tomada por el autor de la Biblia NVI

Génesis 1: Génesis 1:2 establece el marco de referencia para el relato de la creación de seis días como la superficie de las aguas de la Tierra, y describe cuatro condiciones iniciales: oscuridad ubicua y agua en la superficie de la Tierra, ausencia de vida y condiciones inadecuadas para la vida. El día 1, la atmósfera de la Tierra se vuelve translúcida («que se haga la luz»). En el día 4, la atmósfera se vuelve transparente («que haya lumbreras en la expansión del cielo»). La palabra hebrea para día, yom, tiene cuatro definiciones literales, una de las cuales es un período de tiempo largo y finito. Que el día 7 no esté cerrado por una «tarde y mañana» implica que los días de la creación son largos períodos de tiempo consecutivos. Por lo tanto, Génesis 1 predijo con precisión tanto la descripción como el tiempo y el orden de los eventos de la creación. Recurso: Navigating Genesis

Además de los libros de recursos, los científicos de Reasons to Believe (RTB) han escrito muchos artículos y blogs sobre estas cinco evidencias científicas de Dios a los que se puede acceder de forma gratuita en reasons.org. RTB Los científicos también responden preguntas sobre estos temas en sus páginas personales de Facebook y Twitter.