You Found Me!
Business,Image,Of,Wooden,Tree,With,People,Icons,Over,Blue

¿Se casaron los hijos de Adán y Eva?

Pregunta de la semana: Mis colegas ateos mencionan con frecuencia el «incesto» en la época de Adán y Eva (creo que se refieren a la generación de Caín, Abel y Set). ¿Qué opinión tiene al respecto?

Mi respuesta: Si toda la humanidad desciende de un hombre y una mujer, como afirma la Biblia, entonces uno de los hijos de Adán y Eva tuvo que casarse con una de las hijas de Adán y Eva. Evidentemente, Dios toleró los matrimonios entre hermanos en la época del Génesis. Esta tolerancia se afirma en el relato de Abraham. Abraham se casó con su media hermana (Génesis 20:12).

Sin embargo, esta tolerancia no duró mucho tiempo. En la ley levítica, las relaciones sexuales entre un hermano y una hermana estaban estrictamente prohibidas. De hecho, está prohibido en prácticamente todas los países y culturas hoy.

Hay una razón genética para la tolerancia inicial y la intolerancia posterior. Los experimentos de cría de animales demuestran que se puede hacer que un hermano se case con una hermana durante unas veinte generaciones consecutivas antes de que exista un riesgo significativo de propagar un defecto genético grave. En el plano humano, esto se convirtió en un problema para los faraones egipcios. Después de muchas generaciones de faraones casándose con sus hermanas, los faraones se vieron afectados por la hemofilia.

En Deuteronomio 7:15 y Deuteronomio 28:58–60, Moisés dice a los israelitas que si obedecen las leyes que Dios les ha dado evitarán muchas de las enfermedades y afecciones de los egipcios. Evidentemente, lo que Dios tenía en mente incluía los trastornos genéticos. Para evitar tales trastornos genéticos, en ciertas partes del mundo e incluso en los Estados Unidos sería prudente prohibir no solo los matrimonios entre hermanos, sino también los matrimonios entre primos hermanos.